VIAJES DE TRABAJO, SÍ O NO: ¿DÓNDE DEJAMOS A LOS PEQUEÑOS?

Reading Time: 2 minutes

Buenos días… ¡y que tengas un buen viaje!

En la vida de una mujer profesional, puede suceder que tenga que tomarse unos días libres para un viaje de negocios.
Uno, dos, tres, pero también siete u ocho días de ausencia.
¿Cómo lidiamos con esta situación?
¿Rechazamos la oportunidad para quedarnos en casa con los pequeños, o aceptamos el encargo y encontramos una solución?
Esta es una de las muchas dudas que nos aflige a las mamás cuando debemos tomar decisiones que afectan la esfera de la Familia VS el Trabajo.

Es un problema de las mamás con bebés o niños menores de 14 años, pero que incluso afecta a la madre italiana promedio con hijos adolescentes (mi madre es una de esas).

Entonces, ¿que hacer? ¿Viajes sí, o viajes no?
Nosotros en Mamibum decimos ¡VIAJES SIII!
Somos Warrior-Mami que podemos hacer lo que queramos.
No es saludable limitarse y descartar oportunidades debido al temor de ser una mala madre o de no confiar en extraños al cuidado de nuestros hijos.
No es fácil dejar el control de lo más preciado que uno tiene… y, por el contrario, es muy fácil para nosotras estar abrumadas por sentimientos de culpa hacia el marido y los hijos…

No somos madres indiferentes, solo somos madres un poco… ¡deportivas!

(PARENTESIS) He vuelto a Italia después de 5 días para un congreso de trabajo en Alemania. Tendencias de color para otoño-invierno 21/22. Era un evento en representación de mi país, demasiado importante como para no participar.
Es por eso que sin duda dije SÍ, ¡reservamos este vuelo y nos vamos!

Sugerencias para tomar una decisión de corazón y decidir decir «SI QUIERO» 😀
1. ¡Recordemos que la vida es 1 y las oportunidades no se repiten 2 veces!
2. Tu hijo no dejará de quererte por tu corta ausencia. Quítatelo de la cabeza, ¡solo quieren vernos felices!
3. Hacer experiencias satisfactorias te nutrirá el cuerpo y el alma. ¡Los beneficios de un viaje de negocios, en términos económicos o psicofísicos, serán evidentes y se percibirán!
4. Compra regalitos para tu familia, te hará sentir cerca de ellos. Cada vez que te vayas… ¡te esperarán con los brazos abiertos! Y no solo para recibir los regalos 😀
5. Separarnos de la vida cotidiana nos hace reflexionar objetivamente sobre nuestra situación. ¡Para bien o para mal, un poco de distancia nunca está de más!
6. Da más espacio a tu familia (o al papá) en el cuidado y la gestión de las tareas domésticas. ¡Se creará más confianza y armonía!
7. Te divertirá.  Inicialmente te parecerá extraño cuidar solo de ti y de tus cosas… pero deja en casa el papel de madre de familia que piensa siempre en todo ¡y disfruta!
8. Te sentirás aliviada, ¡si el trabajo lo permite!

Entenderás, o recordarás, que tu independencia es preciosa y que no hay nada de malo en querer volver a apropiarse de ella.
Encontrar el equilibrio adecuado entre el hogar y el trabajo ciertamente no es inmediato, ¡pero todo es posible!

¡Feliz lunes!

Con Amor,
Mamibum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *