Las medias verdades del embarazo (primera parte)

Reading Time: 2 minutes

¡Buenos días Mami!

Hoy, a 10 días del nacimiento de mi bebé, quiero compartir con vosotros algunas de las conclusiones a las que he llegado durante estos largos nueve meses.

Medias verdades que a veces refutan mitos y charlatanerías de las que está lleno internet. Quien ha pasado por eso, quién tiene uno, dos, tres hijos, podrán confirmar o desmentir lo que cuento.

Partimos del dilema Nº1 de una italiana: el café en embarazo.
¡Sí, yo lo he bebido! Tres cafés al día como máximo, alternando con «gustosísimos descafeinados.» Café admitido sin exagerar; ya luego está nuestro sentido común para tratar de limitarlos al mínimo. Se sabe, estamos hablando de cafeína.

Dilema Nº1 de una italiana: el café

Y luego a ver, volviendo a los principios y a las famosas náuseas de los primeros tres meses… os quiero también animar con esto: ¡yo no he sufrido ninguna! ¡Cuestión de suerte o víctima de una extrañeza, todo puede ser! Incluso quedar embarazada durante el ciclo, que parece algo imposible con una probabilidad mínima indescriptible…

Hablaba el otro día con una amiga embarazada, del hecho que se suele decir que el embarazo es el período más bonito de la vida. Nos miramos riendo porque, venga va, ¡¿qué hay de emocionante en ver transformarse tu propio cuerpo, ralentizar los movimientos y disminuir la motricidad de mes en mes?! Más que el embarazo en sí, te aseguro mami, el momento más bonito de la vida es la llegada de la pequeña criatura!

Y nos reíamos también del famoso «1 Kg al mes»… sssehhh… ¡Sería antes! Me he resignado a la idea del físico perfecto en el embarazo. Le dije a mi amiga: una buena alimentación y una actividad física moderadas indudablemente ayudan a mantenerte en forma. Pero si tu estilo de vida es como el mío, más sedimentario, te gusta la buena cocina y te concedes alguna sana salida al restaurante, no será difícil alcanzar los 13-15 Kg, y sin demasiadas dificultades también los 20. ¡¿¡20!?!

Sí… 20…

Nada de miedos, a todo hay un remedio, ya después del parto, los líquidos, etc, te harán perder varios kilos. Os digo sólo que hoy, a 10 días del parto, ya he perdido 10.

El famoso 1 Kg al mes…

¿Y queremos hablar de las estrías? ¡Qué indisciplinadas!
Que tú seas una persona que siempre hidrata la piel, que beba tres litros de agua al día, o que por el contrario las cremas no entran en tu casa desde hace una vida, el resultado es el mismo. Si la madre naturaleza tiene preparadas unas estrías para ti, no habrán remedios que valgan. ¡Tendrás estrías! Luego sencillamente relájate, haz lo que te parezca más oportuno para tu cuerpo, y ¡espera los resultados! YES, I have estrías. Estamos en el 2018, existe el láser la cirugía estética ¡y el buen pasar de todo!

No os estreséis Mamis, ¡sois guapas de todos modos!

Con amor, Mamibum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *