Árbol de Navidad 2D, el árbol a prueba de niños!

Reading Time: 2 minutes

Buenos dias mami!

Después de un sábado ocupado y un domingo relajante… ¡otra vez igual!
El enemigo está a la vuelta de la esquina y como cada semana vuelve: el malditísimo lunes. Todos en el trabajo y adiós relax.

En realidad, este fin de semana ha sido un fin de semana muy feliz: he celebrado el cumpleaños de una pareja de amigos, he hecho la compra, un pastel, raviolis con una salsa de tomate buenísima y, sobre todo… ¡he hecho un descubrimiento muy útil!

Se llama «Árbol de Navidad vertical», o cómo mi compañero se divierte en llamarlo, «Árbol volador». En realidad, también ha sido bautizado como «Árbol-cuadro», «El Arbocuadro», «Árbol 2D», etc, etc. Así que tú también puedes llamarlo como quieras, aún no es un producto patentado 😉

Es un árbol de navidad un poco diferente de lo habitual. La idea es de Annie, una señora muy creativa que ha querido dar un punto innovativo a la canónica decoración de Navidad.

Estamos hablando de un verdadero árbol de Navidad repleto de luces y decoraciones, pero con una gran diferencia: ¡el árbol está hecho en una pared!
Un árbol bidimensional, perfectamente en línea con las tendencias de los jardines verticales, a la orden del día en el diseño ecológico. No hablamos de exteriores en este caso, pero la idea se puede traspasar fácilmente para decoraciones navideñas en exteriores.

Annie los realiza por encargo y puede personalizarse según las necesidades: se puede crear en varias formas y en diferentes tamaños. La base que se ve en la foto es un panel rectangular (2mx1m) que le da al ambiente el efecto de una pintura. Las ramas en cuestión son reales, de Abeto glauco, pero para aquellos que no les gustan las plantas en casa, pueden optar por la versión de plástico.

Le pregunto a Annie: «¿De dónde viene la idea de un árbol como ese?»

Sonriendo y orgullosa de sí misma, responde: «¡Tengo 3 nietecitos, una casa no muy grande y una creatividad infinita! Simplemente tenía que llegar a esta solución…»

Sí, como tantos grandes inventos, las mejores ideas a menudo provienen de pura necesidad.

En el caso de Annie, los problemas a resolver fueron dos:
¡Tres niños pequeños que manejar, y sabemos bien cuán curiosos son los niños, tocando (ya menudo destruyendo) todo lo que se les mete por delante.
Y un comedor que no es lo suficientemente grande para acomodar todas sus creaciones navideñas.

Así, con la colaboración de los tres pequeños, nació el ÁRBOL 2D: ¡nuevo, seguro, decorativo, no voluminoso, a prueba de niños y de animales domésticos!

¿No es una idea brillante? Si te pica la curiosidad, escríbeme!
Te pondré en contacto con la dulce Annie.

Con Amor, Mamibum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *