Eleonora, una futura madre Expat

Reading Time: 3 minutes

Vamos a hablar de un tema que nos gusta a todas: ¡¡¡LOS VIAJES !!! ¡Toda una vida en movimiento!

Todas soñamos con vivir una vida llena de emociones, viajar el máximo posible… ¿pero quién de nosotras realmente tiene el coraje de dejarlo todo y comenzar una vida desde cero, kilómetros y kilómetros lejos de su tierra? Eleonora, una futura madre felizmente embarazada, ¡lo hizo!

Es una historia muy emocionante que, te aseguro, te va a enganchar. Eleonora cuenta a Mamibum lo que hay tras las cámaras del mundo Expat. ¿Qué es? ¿De qué tipo de personas está hecho este mundo, y sobre todo… cómo lidiará con su embarazo?

Os dejo el primer capítulo de esta apasionante historia 🌏🌎🌍


 Digamos que sí, desde hace como más de 10 años puedo considerarme una Expat, una abreviatura de la palabra inglesa «expatriate«. Un expatriado es una persona que reside en un país que no es suyo por un período de tiempo más o menos largo.

Para mí empezó todo en el Erasmus, un programa universitario que me permitió estudiar durante un año en Escocia… Solo digo que vivir por primera vez en un país que no fue Italia durante un período mucho más largo que unas vacaciones despertó en mí un insaciable deseo de aventura y descubrimientos que ya no me permitió regresar (a Italia) de manera estable en los siguientes años.
Entonces (¡atención mamás!), que NO os guste tanto el hecho de que vuestro chiquitín haya ganado una beca para estudiar en el extranjero y otros blablabla… ¡¡¡no lo dejéis ir si no queréis que no vuelva nunca!!! Obviamente bromeo, porque creo que «dejarlo ir» es el mejor regalo que una madre puede darle a su hijo, y quizás lo más difícil.

La sensación de libertad mezclada con la emoción de tomar el avión a un país desconocido hasta entonces, con solo una maleta en la que todo (o casi) debe preverse para los próximos meses, es una sensación que no tiene precio. Llegar a lugares donde las personas tienen usos, costumbres y un idioma diferente al tuyo. Además, no sabes qué te espera y cómo podrás adaptarte al nuevo entorno, si lo lograrás… ¡Todo esto es una gran descarga de adrenalina! Sólo de recordarlo me vienen escalofríos… ¡Brrr!

Entonces, en realidad, descubres que el verdadero viaje es el descubrimiento de ti misma y tus límites, y donde hay mucho en juego y vale la pena intentarlo: una bomba de conocimiento y experiencias a veces a cambio de… perderse. No es todo un camino de rosas, y a veces la experiencia puede ser tan intensa que la avalancha de emociones podría aplastarte si no te focalizas lo suficiente en tus objetivos y te centras en ti misma.
Excepto que al principio no sabes lo que quieres de la vida (y ni siquiera más tarde, en realidad; la diferencia es que después tienes más experiencia), entonces te pones manos a la obra y coges todo lo que te viene… hasta con la mandíbula, si te lanzas de cabeza en un estanque en un día seco.

Esto es solo para darle un poco de sabor de la vida de Expat y, si lo queréis, podemos entrar en detalles sobre varios aspectos, tales como: «cómo encontré un compañero dispuesto a aceptar esta vida de trotamundos perennes»; «la relación con los padres y/o amigos a distancia: la relación o todo, o nada»; «el trabajo Expat: al final, ¿es solo el deseo de aventura o somos trabajadores migrantes en busca de mejores condiciones?»; y (last but not least) «lo que significa ser una madre Expat, o por el momento, una futura-madre+Expat ya que estoy felizmente embarazada» 🙂

Eleonora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *